CPEIR

Sobre reiki y sus aplicaciones

Reiki & Parkinson

Por Sofía • 6/ 08/ 2012 • Categoría: Blog

Una Mano a pacientes con Mal de Parkinson y a sus cuidadores

Hace algunos años, vi, que como consecuencia de una situación personal durísima, a una amiga se le iba debilitando su capacidad de “mantener el pulso firme”. Sí, en alguna situaciones, sus manos temblaban casi sin parar.

El miedo… sabía que el origen de su malestar era miedo, impotencia y algunas emociones más.

Sin embargo el saberlo no obstaculizaba que se manifestara: No podía tomar los cubiertos sin que se notara o si tenía que escribir, se hiciera evidente su “tembleque”. Le daba vergüenza, a pesar de respetarlo como una exteriorización de lo que le estaba sucediendo por dentro y a consecuencia de lo que sucedía en parte de su alrededor.

“Dicen que siempre que llovió paró… mas esto parece el Diluvio Universal… pasan los años y esto sigue… dale que te pego!!! con situaciones dolorosas una tras otra, casi sin tregua” llegó a decirme. (Ah, el sentido del humor, aliado fundamental cuando viene espontaneamente a condimentar nuestra existencia! como nos enseña nuestro querido Berugo Carambula).

Volviendo al relato de nuestra amiga, me cuenta que en un momento, se cansó. Como ella dice, hizo un click.

Sabiéndose resiliente (esa capacidad maravillosa que tenemos los seres humanos de recuperarnos de situaciones difíciles) decretó no quedarse así.

Dicho eso, comenzó a asistirse y esto consistió, en lo que a su problema se refería, a comenzar a ayudarse con sus propias manos. Y comenzó a mimarse, a contenerse, en el mismo momento en que lllevaba adelante su propia asistencia.

Si tenía que tomar algo, con su mano izquierda ayudaba a su mano derecha a sostener las cosas y en ese momento, se acariciaba, una mano daba aliento a la otra al hacer la tarea -aún a llevarse el tenedor a la boca- y al revés, ya que nuestra amiga, con el paso de los años y la llegada de sus hijos fue desarrollando su capacidad como ambidiestra y “esta nueva cualidad desarrollada, al igual que su equilibrio original, no las iba a perder… ni con parkinson!” sentenció.

Un buen día… me cuenta que, así como vino, su tembleque se fue.

Habrá de haber llevado adelante muchos otros cambios en su vida, en su forma de ver y resolver sus situaciones difíciles, su alimentación a sus aspectos tanto físicos como mentales y emocionales también.

Sin darse cuenta conscientemente del proceso, nos cuenta que simplemente pasó su tembleque, como ella decía, se fue… y no se vovió a a repetir.

Me ha contado que aún, años más tarde, cuando se presentan situaciones difíciles, observa la firmeza de sus manos sostenidas el aire y, relajadas. Y que siente que una vez más, lo que tiene delate puede ser superado por ella.

Otro caso, en un grupo de asistentes a un programa de Capacitación en Reiki, observamos que uno de los concurrentes, al cabo de 6 meses de la incorporación de la practica periódica de nuestro sistema de trabajo a su vida, no solo le dio beneficios generales de bienestar, sino que además, hizo reducir su parkinson.

Algo similar a lo que le sucedió a nuestro ejemplo anterior, observo en el participante que… el temblor habitual de sus manos, no estaba y él ni se había dado cuenta!

Al día de hoy, cuando alguien se presenta con intención de trabajar una mejoría de su Parkinson con Reiki, complementariamente con los tratamientos médicos que lleva a cabo, hablo de estos pequeños ejemplos que simplemente dan cuenta de que se puede.

Cuánto y qué se puede lograr, depende de cada persona, mas, eso es lo que viene por delante: ver qué significa en ella el aporte que Reiki le puede dar.

Un aliado adicional a la practica periódica en el paciente es, darle Reiki a la medicación antes de su ingesta.

Es dable que se atenúen posibles o ya manifiestos -según el punto de partida de cada quien en la incorporación del tratamiento-, efectos colaterales.

Algunas personas, con la enfermedad en grados avanzados, son tratadas con medicación fuerte, al punto que me han llegado a decir… “NO se qué es peor si el parkinson o la medicación… con ninguna de las dos puedo trabajar!!!! “Y, tener la autonomía limitada es durísimo en todos los aspectos!

Cada caso es único y debe evaluarse y trabajarse de manera individual (aunque se plantee como una actividad de grupo, en un programa de Capacitación en Reiki específico), sin embargo, me permito acercarles un post que nos ofrece un ejemplo muy interesante por la cantidad de elementos que considera tanto en cuanto a cómo encara el tratamiento de su paciente, como en su comunicación, la Maestra Maria Ines Mira Esteban de Almería, España, en el sitio de Francisco Pérez de Villar Martín.

Si les interesa Información específica sobre el Mal de Parkinson, este sitio me resultó interesante por incluir items sobre su Definición; Causas, incidencia y factores de riesgo; Síntomas; Signos y Exámenes; Tratamiento; Grupos de Apoyo; Expectativas; Complicaciones; Situaciones que requieren asistencia médica; Prevención.

Sugiero a los practicantes consultar con los profesionales de la salud sobre lo que es esperable para su paciente, de modo de ver si en eso hay algún aporte para comprender y sumar en el tratamiento complementario con Reiki que le estén suministrando o por suministrar a la persona.

Y lo que para mí es fundamamental: que la persona pueda permitirse escribir su propio Manual de la Experiencia de Vida.

Mas, les propongo que tengan en cuenta:

Cuánto antes incorporen la practica de Reiki, mejor! Si pueden busquen un Maestro que les sea afín y tomen un Seminario de Primer Nivel. Si cuentan con gente que los asiste, les sugiero que lo hagan juntos, en beneficio de ambos: pacientes y para los propios asistentes. Y si no pueden, vean de conseguir un practicante que les dé el tratamiento.

Traten de ser constantes!

Servirá como en el caso de mi amiga, lograr aceptar profundamente la enfermedad, y, sin obsesionarse, determinar no conformarse?! El caso conocido de Michael Fox, nos muestra a un hombre que ha puesto todo a su alcance para estar mejor y no solo el mismo sino también a otras personas que están atravesando por una situación similar y su lema evidentemente es no bajar los brazos!

Otros antecedentes extraídos de la web, sobre el tratamiento de la enfermedad incorporando la práctica de Reiki:

Del foro de intercambio en el sitio de Sanación y Salud: http://www.sanacionysalud.com/cgi-bin/Blah/Blah.pl?v-print/m-1162588182/

Escritos en ingles: (Si no sabes, te sugiero copiarlo y pegarlo en el Traductor de Google)

Steve Flaherty, ofrece el caso del tratamiento de una persona con el Mal del Parkinson, de 55 años.

El post de un paciente: A Soft Voice In A Noisy World Making the Best of A Life with Parkinson’s Disease. (Una voz suave en un mundo ruidoso - Haciendo lo mejor de una vida con la Enfermedad de Parkinson)

What Does a “Cure Mean? Qué significa una “Cura”?

Que tengan un buen día!

Tag: ,

Sofía es Sofía
Envíe un email a este autor | escrito por: Sofía

2 Responses »

  1. Hola, agradecería toda la información relativa al tratamiento de Parkinson con Reiki, el marido de una amiga fue diagnosticado hace unos meses y quiero ayudarlo, gracias.
    Un abrazo
    Carolina

  2. Hola Caro, cómo estas?

    No surge de tu consulta con qué herramientas contas, sin embargo, creo que lo mas importante desde mi experiencia es:

    Que el marido de tu amiga quiera tomar Reiki!!!!

    Que hagan una práctica periódica ordenada y con compromiso, en dias y horarios que puedas pautar con él.

    Que lleves a cabo cada sesión comenzando con las posiciones de base, no te vas a equivocar en eso y luego, si ves que podes trabajar algunas posiciones adicionales, seria muy favorable. Sin embargo, de esto da cuenta cada sesión.

    En principio , trabajaría adicionalmente sobre la espalda y la cabeza.

    En verdad una gran clave es tener constancia.

    Y si está medicado, obviamente trabaja sobre su medicación también.

    No se en que etapa de la enfermedad estas comenzando a trabajar con él, mas en verdad a algunas personas, con un grado avanzado, les provoca efectos colaterales que hacen del día a día algo bastante complicado. Mas como bien sabes, no todos los casos son iguales.

    Sea cual fuere el punto de partida desde el cual inicies esta tarea con el marido de tu amiga, no tengo dudas que habrán de escribir su propio manual sobre la experiencia.

    Y un gran paso sería que tanto tu amiga como su marido, tomen un seminario de primer grado, para que cada uno de ellos pueda trabajar consigo. Mas esto es algo que puede que surja sobre la marcha.

    Te hago llegar este primer aproach, y bien podes hacerme llegar las dudas u observaciones que te pudieran ir surgiendo.

    Caro… confia en tu percepción.

    Un abrazo y Feliz comienzo de año.

    Sofia

Haga un comentario